¿Cómo capacitar desde la educación a los alumnos para el mercado laboral?

Capacitar a los niños y jóvenes del siglo XXI para el mercado laboral se ha convertido en un gran desafío para la mayoría de los centros educativos. Parte de desafío no es solo adecuar a los alumnos como antaño para su futuro laboral sino que deben incorporar nuevos aprendizajes como las destrezas digitales o el fomento del emprendimiento.

Este mes de enero la Comisión Europea (CE) presentó una serie de recomendaciones para fomentar el aprendizaje de nuevos aspectos clave en la educación en la Unión Europea. Entre los pilares de estas recomendaciones se centra en la formación continua, con especial atención a la promoción del emprendimiento y a los modos de pensar orientados a la innovación, el potencial personal, la creatividad y la iniciativa propia.

En la reunión una de las notas importantes es el refuerzo de prestar interés de preparar a los estudiantes para tener éxito en el mercado laboral cambiante como ciudadanos de sociedades más globales, diversas, digitales y móviles.

Una preparación eficaz

Alcanzar que los alumnos puedan lograr su futuro laboral tienen que adquirir según los profesionales ciertas habilidades como por ejemplo la autonomía, el espíritu emprendedor o una alta adaptación a los cambios. También se debe reforzar la formación profesional como por ejemplo un cerrajero especializado y las alianzas con las empresas.

Un alumno más autónomo

Una de las formas de combatir el alto desempleo juvenil puede ser ayudar a los alumnos a ser más autónomos. Para Ana Pérez del Conservatorio de Música y Danza de Gijón se debe lograr que el alumnado sea más autónomo, más emprendedor, más creativo. Motivándoles a razonar, a buscar soluciones, potenciando una actitud crítica positiva, provocando que se conviertan en adultos proactivos en vez de reactivos.

Más formación profesional

La Formación Profesional se está convirtiendo en muchos países europeos como Alemania en una de las armas más eficaces en la lucha contra el desempleo juvenil. La formación profesional es empleo y los alumnos que tienen un título de formación profesional tienen muchas más oportunidades laborales que los que no lo tienen. La Formación Profesional como la de un cerrajero abre muchas puertas.

Preparar a nuestros hijos para el futuro laboral

Hoy la formación profesional es especialización, precisamente lo que pide el mundo laboral. El bachillerato da acceso a la universidad desde la generalidad y la formación profesional aporta especialistas al mundo laboral y a la universidad.

La transición del sistema educativo al mundo laboral tiene que apoyarse de alianzas y proyectos con diferentes empresas, mediante periodos de prácticas o de formación en centros de trabajo de calidad, con el fin de mejorar la transición del sistema educativo al mundo laboral.

Nuevas habilidades

Hay cualidades y habilidades que debe tener un escolar como capacidad de escucha, habilidad para debatir, interés plantear sus propios retos y las estrategias para superarlos, trabajo en equipo y habilidades sociales e inteligencia emocional. El éxito en el mercado laboral de los alumnos está definido en la mayoría de las ocasiones por su formación en Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos.

error: Content is protected !!