Importancia de la educación para el trabajo

La educación formal, en general es un proceso cognoscitivo que debe conllevar a la formación integral de las personas para enfrentar los retos de la vida actual y futura brindándole las herramientas que le permitan desarrollar una actividad capaz de darle el sustento propio y familiar en compensación por el servicio prestado a otras personas y de la misma manera este proceso debe enseñar a las personas los valores básicos para la convivencia, el amor, el respeto y la paz.

En este sentido, la educación para el trabajo como una vertiente de este proceso , debe  insertar a las personas  en el ámbito laboral, mediante la enseñanza de un oficio o profesión que le permita desarrollar una actividad laboral que les  garantice una fuente de ingreso ante una salida temprana del sistema educativo formal o para poder costearla totalidad de todo proceso educativo  y al mismo tiempo poderlos posicionar de una filosofía del trabajo conducente a establecer una nueva cultura del trabajo, en donde el mismo no sea visto como castigo sino como mecanismo de desarrollo y redención, de incorporación a una sociedad que debe apuntalar las base sólidas de la economía futura de la familia, comunidad, país , región, hemisferio y planeta, con respeto a las leyes, a la naturaleza , los principios de ética,  moral y al respeto de la vida en todas sus formas. Una educación para el trabajo donde no solamente se persiga el fin económico sino el desarrollo integral y sustentable de los pueblos deprimidos.

En los países en vía de desarrollo, la educación para el trabajo, es de vital importancia para retomar la pertinencia de la educación, toda vez que ella atendía a una realidad que no daba respuesta oportuna a la realidad de las comunidades y la dinámica social imparte una información muy diferente que atrae más a la gente joven y la aleja del deber ser. Surge entonces la educación para el trabajo como una respuesta ante esta situación por lo que la misma debe entonces cumplir como herramienta para el desarrollo de una persona con principios éticos y morales, con compromiso social y preparado para desarrollar una labor que contribuya al desarrollo de nuestras familias y naciones, donde el trabajo sea un sinónimo de progreso y desarrollo, de cumplimiento honesto de una labor y de satisfacción personal y colectiva, donde exista el justo reconocimiento de los méritos.

En este sentido para que la educación para el trabajo sea exitosa es necesario que exista una sintonía entre los conocimientos impartidos y la aplicación a cabalidad de las políticas de estado, es decir la revalorización del trabajo y el trabajador, la gratificación por la honestidad y respeto, el fiel cumplimiento y aplicación de las leyes por las instituciones gubernamentales. De lo contrario esto se tornaría nuevamente en una educación impertinente, donde imperan políticas de tráfico de influencia, impunidad, en donde el narco tráfico, capta a los jóvenes por ser una vía inmediata para ganar dinero rápido sin mucho esfuerzo.

error: Content is protected !!