La importancia de aprender un oficio

En nuestro mundo, no todos podemos estudiar en universidades y tener carreras técnicas, sino que también están las personas que aprenden un oficio, y son tan importantes en nuestras vidas, como lo son los médicos, que salvan nuestras vidas.

Y es que sería muy difícil imaginar nuestra vida si no hubiese en ellos agricultores y también personas que se dedicara a la carpintería o a resolver muchos de nuestros problemas básicos, como de plomería o aquellos que se dedican a confeccionar bellas piñatas para la fiesta de nuestros hijos, y la noción de esas actividad se aprenden en educación para el trabajo.

Aunque no te dediques a ello es muy importante considerarlo

Cuando en educación básica o secundaria vemos algunas materias de educación para el trabajo, es posible que no le pongamos mucho interés porque ya tenemos una idea clara de lo que queremos ser en nuestra vida de adultos, pero la realidad es que conocer acerca de ello puede ser bueno.

Por ejemplo, los cerrajeros que son profesionales que se dedican a proteger nuestros bienes son de gran ayuda, pero es muy importante conocer algunas cosas que puedan ayudarnos a revisar nuestros elementos de seguridad, como es el caso desinstalar una cerradura, y quizás nos ayude a ello los conocimientos adquiridos en educación para el trabajo.

Porque sabemos que lo mejor para resolver problemas de seguridad en nuestros casas es llamar a los cerrajeros, pero hay situaciones en que nos vemos obligados a actuar, a resolver por nuestros medios de forma urgente, y ya después que vengan los profesionales, por ello es importante tener conocimientos básicos sobre cómo utilizar algunas herramientas básicas.

Busca las tareas que te agraden

Hay algunas actividades u oficios, que aunque no elijamos como nuestra carrera profesional, nos gustan, y podemos dedicarnos a ellas para pasar el tiempo, y nos pueden ayudar de mucho, por ejemplo, hay quienes disfrutan mucho de la carpintería, hacen muy buenos trabajos, aunque no se dediquen a ello de forma profesional.

Y es que cuando te gusta algo, no necesariamente debes dedicarte a eso a tiempo completo, aunque en el futuro te podrá servir de mucho, pero es recomendable hacer esas tareas, como el tejer, el dedicarse a hacer huertos, o la floristería, ya que esto relaja mucho y da paz.

Por ello es siempre bueno ver la educación para el trabajo como una oportunidad de desarrollar talentos que no sabías que tenias, y de esta manera poder desarrollarlos al máximo y disfrutar de tu trabajo, porque no hay nada mejor que sentir que hemos creado algo que es útil para nosotros y para otros.

Puede servir como medio para ganarte la vida

Quizás nunca lo hayas pensado, pero la vida  nos pone en situaciones que no prevemos, por ello hay que estar preparado, y es que nunca se sabe cuando lo aprendido en la educación para el trabajo puede ser aquello que nos permita hacer un oficio que nos sirva para ganar dinero para subsistir.

error: Content is protected !!